16 de abril de 2017

De Viaje: Buenos Aires, Argentina



Siempre fui de los que veía como otras personas viajaban a otros países, ya sea por turismo o trabajo y anhelaba de alguna forma eso, el viajar, pero siempre pensé que era un tema de muchísimo dinero y tiempo y siempre lo vi como algo muy lejano, algo no para mí. Sin embargo desde que me case, tanto mi esposa como yo, nos propusimos como una de nuestras tantas metas, viajar al extranjero al menos una vez al año y aunque no lo creía al principio desde que lo pusimos de meta, ya van dos años consecutivos en que lo hacemos.
Así empezamos el 2015 viajando a Santiago de Chile y si bien no estaba en mi lista, la ciudad me sorprendió, el hecho de viajar a otra “realidad” y el hecho de conocer otra ciudad, con otras costumbres, jergas, comida, productos, televisión, incluso otros paisajes, otras infraestructuras hizo que lo apreciara mucho el viaje.
Para el 2016 toco una de las ciudades que deseaba conocer desde que era muy chico, Buenos Aires, si, por fin! Luego de un par de intentos fallidos de ir con la familia cuando era más joven, por fin viajaría a Buenos Aires y esta vez con mi esposa ¿Qué mejor compañía?
Que puedo decir, Buenos Aires es una ciudad arquitectónicamente preciosa, su influencia Francesa, Española e Italiana hace que los edificios clásicos sean increíbles, los edificios como la Casa Rosada, el congreso, la misma plaza de Mayo y varios edificios dentro de capital, los hoteles, los teatros, los que están en la  Av. 9 de Julio y sus contrastes son muy marcados, desde lo  porteño, lleno de árboles y parques mezclados con ciudad moderna y antigua, cada "distrito" es diferente, La Boca, Puerto Madero, San Isidro, Palermo, la misma Ciudad de Buenos Aires, sobretodo la Av. Corrientes llenos de teatros, negocios, cafés y pizzerías, es solo un poco de lo que pudimos ver, porque la verdad Buenos Aires es gigantesca, los tramos son muy largos, puede tomarte más de una hora entrar y salir de Capital a otro de los barrios de Provincia y está lleno de carreteras y eso que estuvimos en fin de semana largo.
Extrañare el mate, sus pastas y las facturas, eso sí.
No puedo terminar este resumen sin agradecer a Angela y Marcelo, quienes nos ayudaron un montón en darnos una gran ayuda cuando más lo necesitábamos, estoy seguro que sin ustedes no sabríamos que nos hubiera pasado. Gracias

Espero volver pronto pues nos falto mucho por ver y conocer.

Quieres ver las fotos que tome?: Click Aqui

0 comentarios: